Cultura Laboral en Chile

La cultura dentro de las organizaciones chilenas se caracteriza por ser más bien conservadora, aunque claro está que depende también del tipo de empresa. Las diferencias se ven principalmente en cuanto a la flexibilidad de los procesos, la adaptación frente a los cambios externos, la movilidad, la jerarquía y las normas; estas variables suelen ser más rígidas en empresas netamente chilenas vs compañías multinacionales o empresa jóvenes, como las start-ups.

En cuanto al protocolo entre compañeros de trabajo, el trato se enmarca dentro de los cánones de la cultura latinoamericana, es decir, saludar con un apretón de manos entre hombres y un beso en la mejilla cuando se trata de una mujer suele ser lo más común. Esto, incluso cuando no ha existido un contacto previo entre ambas personas.

En general, el chileno busca generar vínculos con sus pares. Del mismo modo que con sus superiores, las relaciones entre los compañeros de trabajo son llevadas a una amistad que muchas veces supera los límites de la misma empresa. 

La jornada laboral en Chile suele ser de 8:30 – 9:00 de la mañana a 18 – 18:30 hrs. (45 horas semanales), más una pausa de almuerzo que va entre los 45 y los 60 minutos. En algunas empresas es posible finalizar antes la jornada los días viernes, mientras que otras compañías permiten flexibilidad en su jornada.

Los contratos laborales dependen del rubro, pero es muy común optar a un empleo con contrato indefinido luego de un periodo de prueba de tres meses. También existe la modalidad denominada "a honorarios" en el que se contrata a una persona para proyectos o trabajos esporádicos, en los cuales el trabajor emite una boleta electrónica a la empresa que requiere los servicios. 

Para mayor información sobre trabajo en Chile ingresa al sitio de la Dirección del Trabajo.